Considera que es imprescindible un trabajo de información y de concienciación en la sociedad que permita contar con una generación de consumidores responsables e informados
Subraya el compromiso de la Xunta en la defensa de los consumidores, y para promover la información y la educación necesaria entre las generaciones más nuevas a la hora de acceder la internet
La Escuela Gallega del Consumo impartió el año pasado cursos y charlas a cerca de 10.000 personas
Apela al trabajo conjunto de administraciones, empresas y consumidores para que el avance de las nuevas tecnologías suponga un salto cualitativo en términos económicos, pero siempre dentro de los márgenes de la responsabilidad y la seguridad
Santiago de Compostela, 4 de Diciembre de 2017.-

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, destacó hoy que la Xunta está comprometida con la promoción de un consumo responsable a través de la formación y la educación, especialmente, entre los más jóvenes. Así lo manifestó en la clausura de una jornada sobre Protección de los menores y otras personas consumidoras vulnerables en internet celebrada en Santiago.

Conde consideró que es imprescindible un trabajo de información y de concienciación en la sociedad que permita contar con una generación de consumidores responsables e informados. Y, en ese sentido, destacó el trabajo de la Xunta no solo para defender los consumidores, sino para promover la información y la educación necesaria entre las generaciones más jóvenes cuando acceden a internet.

Según dijo, la educación para el consumo es imprescindible para que la ciudadanía conozca sus derechos como consumidores y para que los ejerza de forma responsable. Y ese, precisamente, es uno de los principales objetivos de la Escuela Gallega de Consumo —dependiente del Instituto Gallego de Consumo y de la Competencia (IGCC)— que, el año pasado, impartió cursos y charlas formativas a cerca de 10.000 personas.

Fue a través de iniciativas como el programa de educación para el consumo responsable, Cores, al que asistieron este año 771 alumnos que participaron en talleres y charlas para acercar al alumnado las claves para emplear de manera segura las nuevas tecnologías.

También el Plan Proyecta, en el que colabora la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, con programas como Consumópolis, un concurso escolar de ámbito nacional que en el pasado curso estuvo centrado en el uso responsable de las TIC y en el que participaron 500 alumnos y alumnas gallegas. O Galicons-net, en la que cerca de 2000 estudiantes elaboraron proyectos de innovación educativa sobre consumo responsable. Y, finalmente, otra de las acciones fue la formación para profesorado impartida por el IGCC, centrada en comercio electrónico.

Al respeto, el conselleiro esgrimió que esta modalidad de comercio creció un 22% en 2016 en España, superando los 25.000 millones de euros. Y que el 17% de los compradores tuvo algún tipo de problema con las compras realizadas. Además, en lo relativo al uso de internet, destacó que según el último EGM, internet tiene en España una audiencia de cerca del 76% de la población; un porcentaje que supera el 90% si nos referimos a personas de entre 14 y 19 años.

Por todo ello, Conde apeló al trabajo conjunto de administraciones, empresas y consumidores para que el avance de las nuevas tecnologías suponga un salto cualitativo en términos económicos, pero siempre dentro de los márgenes de la responsabilidad y la seguridad.

Temática:
Otros