¿Qué es un producto alimenticio envasado?

Es la unidad de venta que se presenta, formada por un producto alimenticio y el envase en el que ha sido acondicionado antes de ser puesto a la venta. Dicho envase puede recubrir el producto entero o sólo parcialmente pero, en ningún caso, debe poder modificarse el contenido sin abrir o modificar dicho envase.

¿Cómo deben ir etiquetados?

Los productos envasados deben indicar:

  • La denominación de venta del producto.
  • La lista de ingredientes. Esta no será necesaria, entre otros casos, cuando el producto se encuentre constituido por uno solo ingrediente y la denominación de venta sea idéntica al nombre del ingrediente.
  • La cantidad de determinados ingredientes o categoría de ingredientes.
  • La cantidad neta. Esta se expresará en unidades de volumen (para los productos líquidos) o en unidades de masa (para los demás productos).
  • La fecha de duración mínima o la fecha de caducidad. La fecha de duración mínima se expresará del siguiente modo: 'consumir preferentemente antes del...' o 'consumir preferentemente antes del fin de...'
  • Las condiciones especiales de conservación y de utilización.
  • El modo de empleo, cuando su indicación sea necesaria para hacer un uso adecuado del producto alimenticio.
  • Identificación de la empresa.
  • Con referencia establecida dentro de la Unión Europea y, en todo caso, su domicilio.
  • El lote, que es el conjunto de unidades de venta de un producto alimenticio producido, fabricado o envasado en circunstancias prácticamente idénticas
  • El lugar de origen o de procedencia.

No obstante, los datos presentes en el etiquetado de los alimentos envasados podrán sufrir variaciones dependiendo del tipo de producto. A mayores, podrán indicar otros datos, siempre que no contradigan los anteriormente citados. También podrá recogerse información nutricional en el envase de los productos alimenticios envasados.

En cuanto a los envases pequeños (aquellos cuya superficie sea inferior a 10 cm2), el etiquetado de los mismos deberá indicar, como mínimo, la denominación del producto, la cantidad neta y el producto alimenticio envasado.

En todo caso, las indicaciones obligatorias deberán ser fácilmente comprensibles, reflejándose en un lugar destacado, de forma que sean visibles y puedan leerse con claridad.

Consideraciones específicas para el aceite de oliva y la comida preparada

El ACEITE DE OLIVA no puede adquirirse a granel, debe estar envasado, etiquetado correctamente y precintado.

La comercialización y etiquetado de este alimento está sujeta la una normativa específica, la cual distingue entre: aceite de oliva, aceite de oliva virgen y aceite de oliva virgen extra. Estos aceites no podrán presentarse en envases con volumen superior a 5 litros, límite máximo que podrá excederse cuando vaya destinado a hospitales, comedores o establecimientos del sector de la hostelería.

Dependiendo de la categoría del aceite, variará la información que debe reflejarse en el etiquetado; así, por ejemplo, en el caso de los aceites de oliva virgen o virgen extra deberá indicarse el origen de los mismos.

La comida preparada

La COMIDA PREPARADA es toda elaboración culinaria resultado de la preparación en crudo o del cocinado o del precocinado, de uno o varios productos alimenticios de origen animal o vegetal, con o sin adición de otras substancias autorizadas y, en su caso, condimentada. La comida preparada podrá presentarse envasada o no y dispuesta para su consumo, bien directamente o bien tras un calentamiento o tratamiento culinario adicional. 

Las comidas preparadas que no sean consumidas en el propio establecimiento en el que se elaboren, serán envasadas adecuadamente (con cierre hermético o no, dependiendo del procedimiento de conservación utilizado y del proceso de distribución). 

Temática:
ProductosAlimentación