Aspectos generales

Para la apertura de un depósito solamente se exige como regla general que seas mayor de edad  (también podrán hacerlo los menores emancipados). A La hora de abrir un depósito pueden darse ciertas particularidades dependiendo de la persona a nombre de quien se quiere realizar la apertura del depósito.

Así, en el caso de personas incapacitadas, habrá que atender al contenido de la sentencia de incapacitación, pudiendo realizar la apertura de un depósito a nombre de un incapaz a persona que figure como su tutor o curador. En el caso de menores no emancipados, está capacitado para la apertura del depósito a persona que tenga la patria potestad del menor; que en principio serán los padres los que puedan abrir y administrar los depósitos. En caso de que exista conflicto entre los progenitores deberán ser los tribunales los que lo resuelvan.

Cuando se trate de una Comunidad de propietarios, la apertura y administración de los depósitos le corresponde al presidente.

Y en el caso de personas extranjeras residentes en España, para poder realizar la apertura del depósito deberán presentar su NIF/NIE en el momento de la apertura del depósito o en el plazo de 15 días. Cuando se trate de personas extranjeras no residentes en España,  además de presentar su NIF/NIE deberán presentar también la documentación acreditativa de no residencia, debiendo además acreditar esta condición periódicamente a la entidad financiera.

La identificación del cliente deberá hacerse en el momento de la apertura de los depósitos, no pudiendo celebrarse en ningún caso contratos con personas que no habían sido debidamente identificadas. La identificación se realizará presentando o bien el DNI, el permiso de residencia, el pasaporte o el documento de identificación válido de su país de origen en el que aparezca una fotografía.

En el caso de operaciones no presenciales, la documentación deberá presentarse en el plazo de un mes.

Las COMISIONES percibidas y los INTERESES aplicables serán los que la entidad y el consumidor haga libremente. Hay que tener en cuenta que so se podrá exigir el pago de comisiones por servicios solicitados en firme o aceptados expresamente siempre y cuando respondan a servicios efectivamente prestados o a gastos habidos. En este sentido, es necesario que las entidades pongan la disposición de sus clientes información sobre las comisiones habitualmente percibidas por los servicios prestados con mayor frecuencia, los tipos de intereses habitualmente aplicados y las comisiones, intereses o recargos aplicable a los descubiertos.

La entidad deberá remitir a sus clientes anualmente una comunicación en la cual, de manera completa y detallada, se recoja información sobre los intereses cobrados y pagados, y sobre las comisiones y gastos devengados. Estas deberán expresar con claridad el tipo de interés nominal aplicado, las comisiones aplicadas y cualquiera otro gasto. Y también recogerán los impuestos retenidos y los antecedentes necesarios para que el cliente pueda comprobar la liquidación y calcular lo cueste del servicio.

En relación a la publicidad hay que destacar que además de ser clara, suficiente, objetiva y no engañosa, en el caso de los depósitos deberá incluir una referencia al  FONDO DE GARANTÍA DE DEPÓSITO a lo que se encuentre adherida la entidad. Cuando la publicidad se haga sobre depósitos en los que se aluda al suyo cueste o rentabilidade, este deberá expresarse en términos TAE.

Las entidades no pueden hacer adeudos en las cuentas de sus clientes sin su consentimiento y autorización expresa, sin embargo, una excepción a esto viene dada por los EMBARGOS DE DEPÓSITOS. A través del embargo, el acreedor puede sustraer determinados bienes de la libre disposición del deudor. Hay que advertir, que para poder llevar a cabo un embargo, este deberá estar autorizado por el órgano administrativo competente o por un tribunal.

En todo caso, los embargos de depósito se producirán sobre el saldo de la cuenta, no sobre la cuenta en sí misma, de manera que en ningún caso, la entidad podrá autorizar un descubierto por no existir saldo suficiente que embargar. Así memso, la entidad debe aportar la orden de embargo para poder llevarlo a cabo y deberá limitarse a cumplir la orden de embargo nos sus justos términos, no estando legitimada para conocer ningún dato relativo a la causa que originó el embargo.

En el caso de cuentas corrientes indistintas, rige la presunción de que los saldos pertenecen a los titulares por partes iguales.

El organismo que realiza el embargo es quien debe notificárselo al deudor, si bien es recomendable que las entidades comuniquen la orden de embargo que reciban para que pueda ejercitar sus derechos en plazo.

 

Cuenta de ahorro

Hoy en día, la mayor parte de las cuentas de ahorro son casi lo mismo que una cuenta corriente, encontrandose con ciertas diferencias como que el soporte fundamental de la cuenta de ahorro es la libreta en la que se registran tódos los movimientos y que se usa para efectuar las disposiciones, mientras que en la cuenta corriente el soporte es el extracto periódico que se hace llegar al consumidor y se emplea una tarjeta para realizar las disposiciones en la cuenta.

La cuenta de ahorro puede dar menos facilidades para realizar ingresos o pagados, ya que en muchos casos no permiten domiciliar recibos. Para compensar estas restricciones, las entidades pueden dar un tipo de interés algo mas alto que en las cuentas corrientes.

Respeto al deber de las entidades de entregar una copia del contrato  y a conservar una copia firmada por el consumidor, en el caso particular de las libretas de ahorro, el deber de entrega del contrato se exceptúa cuando la libreta de ahorro constituya el documento contractual.

 

Depósitos a plazo

En el caso de los depósitos a plazo, siempre que tengan garantizada la devolución del principal a su vencemento, las entidades, están obligadas a darte explicaciones adecuadas sobre las características de los depósitos que se habían contratado, sin que se exija forma escrita para las explicaciones adecuadas, por lo que normalmente se realizan de forma verbal, aclarando y complementando la información pre contractual.

Las entidades deberán facilitar gratuitamente al cliente toda la INFORMACIÓN PRE CONTRACTUAL que sea legalmente exigible para adoptar una decisión informada sobre el depósito a plazo y comparar ofertas similares. Esta información deberá ser clara, oportuna y suficiente, objetiva, no engañosa y deberá entregarse con la debida antelación.

En todo caso, antes de prestar el servicio, ha de informarse de manera clara, acerca del importe de las comisiones que se adebedaran por cualquier concepto y de todos los gastos que se repercutirán. La información que se debe resaltar para este tipo de productos es la duración del contrato, la existencia o no del derecho a cancelar anticipadamente el depósito y la comisión o penalización que tendría, debe indicarse si la retribución está condicionada a la contratación o uso de uno o varios servicios accesorios, así como la referencia a la TAE y el fondo de garantía de depósitos a lo que está adherida la entidad.

Así memso, el contrato deberá recoger de forma explícita y clara, el tipo de interés nominal, a TAE, la periodicidad con la que se producirá el devengo de intereses, las fechas de devengo y liquidación de los intereses, la fórmula o método utilizada para el cálculo de intereses; las comisiones y gastos repercutibles, indicando su concepto, cuantía, fechas de devengo y liquidación, así como cualquiera otro dato necesario para su cálculo. También deberá incluir la duración del depósito y las condiciones de prórroga se la hubiera y las normas relativas a las fechas de valor aplicable; los derechos y deberes que correspondan a la entidad de crédito para modificar el tipo de interés pactado y los derechos y deberes del cliente en cuanto a la cancelación del depósito y lo cueste total de la cancelación.

Las entidades deberán retener y conservar una copia del contrato firmado por el consumidor, así como el recibí del contrato.

 

Depósito estructurado o híbrido

También puedes contratar un depósito estructurado o híbrido, este es un depósito bancario a plazo determinado, con un rendimiento vinculado en todo o en parte, a la evolución de un determinado índice o referencia bursátil, (o de otra naturaleza diferente a un tipo de interés) o a varios, siendo en este caso mixto.

En todo caso, las entidades deberán facilitarte explicaciones adecuadas y suficientes para comprender los términos esenciales del depósito estructurado ofertado, pero además, deberán extremar esta diligencia cuando se trate de productos, como los depósitos estructurados que impliquen riesgos especiales (como una remuneración nula), o que para su comprensión haya que examinar múltiples aspectos como la evolución de índices de referencia o del precio de productos vinculados, que puedan entrañar deberes onerosas para ti o que su comercialización se acompañe de una recomendación personalizada.

En todo caso, deberás tener siempre en cuenta que se bien la entidad tiene deber de proporcionar una información adecuada sobre el producto, correspondiéndote a ti evaluar si los productos que se te ofrecen se ajustan tus necesidades, intereses y a tu situación financiera.

En la INFORMACIÓN PRE CONTRACTUAL de los depósitos estructurados se deberá indicar el deber de la entidad de reembolsar el principal a su vencemento, las circunstancias de las que dependerá la remuneración, los riesgos de que la remuneración no se produzca o que sea inferior a la ofrecida para un depósito con un interés periódico, la forma en la que se calcula lo cueste de cancelación y se te deberán facilitar ejemplos de la remuneración del depósito estructurado así como ejemplos de cancelación.

La vigencia del depósito se establecerá en base a la voluntad de las partes.

 

Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito

Se crea el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito para garantizar los depósitos en entidades de crédito. La adhesión al Fondo de Garantía es obligatoria para todas las entidades de crédito españolas, salvo para lo ICO. Así como para las sucursales de entidades de cédito de Estados no miembro de la Unión Europen en España, salvo que estas entiddades ofrezcan un nivel de protección igual o superior al establecido por el Real Decreto-ley 16/2011, de 14 de octubre, por lo que se crea el Fondo.

El Fondo de Garantía deberá satisfacer a los titulares de depósitos o de valores o de otros instrumentos financieros confiados la una entidad de crédito siempre y cuando la entidad esté en concurso de acreedores o lo hubiera solicitado o que se produjera el impago o la no restitución de los valores y el Banco de España determinara que la entidad no puede restituirlos por su situación financiera.

El IMPORTE GARANTIZADO MÁXIMO de los depósitos es de 100.000 euros por cada titular, con independencia del número de titulares que haya de la clase de depósitos que tenga en la entidad.

El importe garantizado máximo de los valores o instrumentos financieros confiados a la entidad es independiente del anterior, y alcanza igualmente los 100.000 euros por cada inversor, al margen del número y clase de valores.

En ambos casos, si en el contrato de depósito o en el de valores o instrumentos financieros, hubiera dos titulares, estos tendrían garantizados hasta un máximo de 200.000 euros.

 

Temática:
Serv. financieros y segurosServicios financieros