Como usuario de servicios de telefonía tienes derecho la que tu operador te presente facturas por los cargos efectuados, diferenciando los conceptos que la integran. Tienes asimismo, derecho a recibir se lo deseas, facturas independientes para los servicios de tarificación adicional y facturación detallada de las llamadas realizadas, excepto las que tengan carácter gratuito que no figurarán en el detalle. En cualquiera caso, también podrás solicitar a tu operador no recibir facturas desglosadas. Los abonados la modalidades prepagamento también tienen derecho a exigir dicta información detallada.

 

Contenido de las facturas

Todo usuario tiene derecho a obtener una factura con el siguiente nivel mínimo de información:

  • El período de facturación.
  • La cuota mensual fija.
  • Otros cargos mensuales fixos.
  • Cualquier cuota fija no recurrente.
  • Detalle de todas las comunicaciones facturadas, excepto las comunicaciones encuadradas en grupos tarifarios de bajo precio, tales como las metropolitanas, las de tarifa en horario normal inferior al equivalente de 3 céntimos de euro por minuto o las de tarifa en horario normal inferior a 20 céntimos de euro por comunicación. Este detalle debe incluir: el número llamado, fecha y hora de la llamada, duración de la llamada, tarifa aplicada y lo cueste total de la llamada.
  • Datos agregados por grupos tarifarios diferenciados, tales cómo: metropolitanas, nacionales, internacionales, la móviles y tarificación adicional, que incluyan el número de llamadas efectuadas, el número total de minutos y lo cueste total de cada grupo.
  • Base imponible.
  • Total Ive o impuesto equivalente que le sea de aplicación.
  • Importe total de la factura, impuestos incluidos.

Esta información de nivel mínimo será prestada de forma gratuita por Telefónica como prestadora del servicio universal. Sin embargo cuando sea prestada por otro operador podrá cobrarse, si bien deberá informarse del suyo cueste en las condiciones generales de prestación del servicio.

ES importante que sepas que la normativa vigente prohíbe la práctica del redondeo al alza del tiempo consumido, por tanto, los operadores están obligados a facturar únicamente por el tiempo consumido (por segundos). La factura podrá ser mensual o bimensual, según el operador de telefonía de que se trate y todo abonado tendrá derecho a elegir el medio de pago entre los comúnmente aceptados en el tráfico comercial, debiendo reflejarse claramente este derecho en los contratos.

Si no estás de acuerdo con la facturación debes reclamar en primer lugar ante lo propio operador. El plazo para presentar la reclamación será de un mes a partir del conocimiento del hecho que la motive, es decir, en una factura será la fecha de emisión de la misma. El operador tomará nota de tu reclamación y está obligado a facilitarte un número de referencia para que puedas hacer un seguimiento del incidente. El plazo máximo que el operador tiene para resolver es de un mes desde la presentación de la reclamación, excepto nos supuestos relativos a la continuidad del servicio o a los incidentes relativos a la dicta continuidad, como el corte o la suspensión del servicio, en los que la respuesta deberá darse en el plazo máximo de dos horas. Si la resolución es favorable para ti, la compañía deberá abonarte la cuantía que facturó de mas, en caso contrario, podrás continuar con tu reclamación ante las Juntas Arbitrales de Consumo o ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información.

Debes recordar que en el supuesto de servicios de carácter continuado, la compañía no te podrá suspender el servicio con posterioridad a la presentación de la reclamación hasta que dé una respuesta a la misma, de estar relacionada la reclamación con el motivo de la suspensión.

 

Ficheros de morosos

Especial relevancia están teniendo últimamente, las situaciones en las que ante la falta de pago o la devolución de un recibo, los operadores amenazan con la inclusión de los datos del usuario en un fichero de morosos.

Las empresas sólo podrán manifestar que un consumidor se encuentra en mora cuando exista un reconocimiento del consumidor o un título ejecutivo que así lo declare, sin perjuicio del derecho a la exigencia de los deberes por parte de aquellas.

Debe efectuarse una notificación al interesado por cada deuda concreta, y nunca podrán incluirse datos con mas de seis años de antigüedad.

El titular de los datos puede ejercitar su derecho a cancelarlos o rectificarlos y el responsable del tratamiento tendrá deber de hacerlos efectivos en el plazo de diez días y serán rectificados o cancelados, en su caso, los datos de carácter personal cuyo tratamiento no se ajuste al dispuesto en la Ley y, en particular, cuando tales datos resulten inexactos o incompletos.

Las infracciones que puedan cometerse en la gestión de estos registros podrán ser sancionadas por la Agencia Española de Protección de Datos. 

Temática:
TelecomunicacionesTelefonía