Los juguetes deberán contener de modo legible, comprensible e imborrable, el nombre y la marca del juguete, el nombre y dirección de su fabricante, así como un punto único de contacto con este, el número de tipo, lote, serie o modelo que permitan su identificación, el marcado CE y las advertencias que procedan.

Además, los juguetes deberán ir acompañados de sus respectivas instrucciones y de los documentos relativos a la seguridad. En todo caso, el etiquetado e instrucciones deberán alertar a los destinatarios y a sus supervisores de los peligros inherentes a estos y de los riesgos de daños que entrañe su uso, así como las indicaciones oportunas para evitarlos.

El fabricante indicará las ADVERTENCIAS de manera clara y visible, fácilmente comprensible y precisa en el juguete, en una etiqueta pegada o en el embalaje y, si procede, en las instrucciones de uso que acompañen al juguete. Los juguetes pequeños que se vendan sin embalaje llevarán las advertencias apropiadas colocadas directamente en ellos. Las advertencias irán procedidas de la palabra 'Advertencia' o 'Advertencias', según el caso.

Cuando proceda, para un uso seguro, las advertencias se especificarán las restricciones apropiadas relativas al usuario (edad mínima y máxima de los usuarios, capacidad y peso máxima y mínimo y/ o la necesidad de supervisión).

La mayores de las advertencias generales indicadas, los juguetes pueden contener advertencias específicas. Así, en el caso de juguetes no destinados a niños menores de 36 meses, aparecerán reflejada esta circunstancia a través de la correspondiente advertencia, la cual indicará el peligro que el juguete entraña para niños cuya edad está comprendida en ese intervalo e irá acompañada de un pictograma. (imagen superior)

Por otra parte, dependiendo del tipo de juguete, deben recoger indicaciones de precauciones que tienen que adoptarse al emplear determinadas categorías de juegues. Así, por ejemplo, cuando se trate de juguetes de actividad, estos llevarán la advertencia 'sólo para uso doméstico' o cuando sean funcionales 'se utilice bajo la vigilancia directa de un adulto'.

Para garantizar que el juguete sea conforme con los requisitos aplicables establecidos en la legislación comunitaria de armonización, deben llevar el marcado CE.

Este se representa con el símbolo mostrado en las imágenes superiores

Por tanto, el marcado CE que deberá estar presente en todos los juguetes (en su etiquetado o embalaje y en el propio juguete, si este lo permite) acredita que cumplen las normas exigidas por la legislación europea en materia de seguridad de los juguetes.

Temática:
ProductosJuguetes