Para los consumidores en el mercado regulado, el período de pago es de veinte días naturales desde la emisión de la factura. En el mercado libre, las condiciones y medios de pago dependerá de lo que acuerden las partes.

El pago puede hacerse mediante domiciliación bancaria, en las oficinas de empresa suministradora o en alguna de sus delegación. 

Temática:
SuministrosElectricidad