Todas las reparaciones o instalaciones que se lleven a cabo en cualquier taller quedarán garantizadas, como mínimo, en las siguientes condiciones:

  • La garantía otorgada por el taller caducará a los tres meses o 2.000 kilómetros recurridos. La garantía relativa a la reparación de vehículos industriales caducará a los quince días o 2.000 kilómetros recurridos salvo que las piezas incluidas en la reparación tengan un plazo de garantía superior.
  • El período de garantía se entenderá desde la fecha de entrega del vehículo y tendrá validez siempre que el vehículo no sea manipulado o reparado por terceros.
  • La garantía se entiende total, incluye materiales aportados y mano de obra, y afecta a todos los gastos que se habían podido ocasionar.

Producida una avería durante el período de garantía en la parte o partes a reparar, el taller deberá hacer la reparación de forma gratuita.

 

Temática:
ServizosTalleres reparación de vehículos