Los fabricantes y los importadores estarán obligados a poner a disposición de los reparadores profesionales una serie de piezas esenciales (motores y escobillas de motor, bombas, amortiguadores y múelles, tambores de lavadora, etc.) durante un mínimo de entre siete y diez años después de la introducción en el mercado de la Unión de la última unidad de un modelo.

Temática:
SuministrosElectricidad