Todo producto tiene que cumplir los siguientes requisitos, salvo que por las circunstancias del caso alguno de ellos no le sea aplicable:

a) Se ajuste a la descripción hecha por el vendedor (ejemplo: modelo ofrecido).

b) Sean aptos para lo uso al que ordinariamente se destinan los productos del mismo tipo.

c) Sean aptos para cualquier uso especial requerido, siempre que el vendedor  admitiera que el producto es apto para dicho uso.

d) Presente la calidad y prestaciones habituales de un producto del mismo tipo.

Temática:
ComprasGarantías