Es el porcentaje que se le aplica el capital que está pendiente de devolución de un préstamo. Sirve para calcular los intereses que deben ser abonados pudiendo ser un tipo de interés fizo o variable (se realizan revisiones periódicas). 

Temática:
Serv. financieros y seguros