Como consumidor, puedes contratar un suministro de gas en el mercado regulado (Tarifa de Último Recurso), siempre que tengas un consumo inferior o igual a 50.000kWh/año, o en el mercado libre. Si tienes un consumo anual superior a 50.000 kWh/año deberás necesariamente ser suministrado por una comercializadora libre.

Temática:
SuministrosGas