Es un distintivo que acredita que el juguete cumple con la normativa europea de seguridad en materia de juguetes.

Conforme lo dispuesto por la Comisión Europea, el marcado CE significa: «marcado por lo que el fabricante indica que el producto está en consonancia con los requisitos aplicables establecidos en la legislación comunitaria». Por eso, el marcado CE es un requisito legal aunque no existe el deber de exigir a los fabricantes garantizar la verificación independiente. 

Temática:
ProdutosXoguetes