Lo primero que debes hacer es dirigir una reclamación al servicio de atención el cliente a la compañía suministradora. El teléfono debe aparecer en la factura y será gratuito. Si no obtienes respuesta o no es satisfactoria puedes acudir al Institugo Gallego de Consumo, a las Oficinas Municipales de Información de Consumo (OMIC) o cualquier asociación de consumo . 

Temática:
SubministrosGas