La directora general de Comercio y Consumo, Sol Vázquez, participó hoy en la primera de las jornadas previstas en las siete principales ciudades para formar a los técnicos que trabajan de manera directa con los consumidores más vulnerables
También se están distribuyendo 50.000 folletos para acercar las claves de estos apoyos a la ciudadanía, además de poner a su disposición el teléfono gratuito 900 231 123
Más de 500 hogares se benefician ya de las ayudas autonómicas complementarias al bono social, que permiten a los consumidores vulnerables severos asumir el pago del 100% de la factura y garantizan asimismo que no van a sufrir ningún corte en el servicio
Ferrol, 23 de Octubre de 2018.-

 La directora general de Comercio y Consumo, Sol Vázquez Abeal, participó hoy en Ferrol en la primera de las jornadas incluidas en la campaña informativa impulsada por la Xunta para facilitar a los consumidores más vulnerables a tramitación del bono social eléctrico y de la ayuda complementaria impulsada por la Administración autonómica, que permite asumir el pago del 100% de la factura, y que garantiza asimismo que no van a sufrir ningún corte en el servicio.

Esta iniciativa incluye, de una banda, encuentros en las siete principales ciudades gallegas para formar y asesorar a los técnicos de los servicios sociales municipales y de las asociaciones de consumidores, además de a el personal de Cáritas y Cruz Roja, que colaboran con la Xunta en este ámbito. Además, se están distribuyendo en las oficinas de los servicios centrales y de las delegaciones de la Xunta, en los ayuntamientos y en las dependencias de Cáritas y Cruz Roja y en las distintas asociaciones de consumidores y usuarios una primera tirada de 50.000 folletos para acercar a la ciudadanía las claves de estos apoyos, una información también disponible en la web del Inega y del Instituto Gallego del Consumo y de la Competencia (IGCC). Este último cuenta con el teléfono gratuito 900 231 123 para atender las consultas de los consumidores.

El bono social del Estado supone una bonificación de entre el 25% y el 40% en el recibo de luz. Galicia fue la primera comunidad en ofrecer ayudas complementarias, y así, la Xunta cobre el 50% del pago de la factura eléctrica de los consumidores vulnerables severos y garantiza al mismo tiempo que no van a sufrir ningún corte en el servicio. Este complemento permite que los beneficiarios puedan asumir el pago del 100% de la factura, ya que otro 10% lo asume el propio sistema eléctrico.

El apoyo autonómico, cuyo plazo de presentación permanece abierto durante todo el año y del cual ya se benefician 500 familias, se regula a través de una orden de ayudas con una cuantía máxima de 250 euros al año, o de 400 euros en el caso de las familias numerosas, y se complementa con el protocolo de colaboración firmado con las principales comercializadoras para evitar el corte de suministro entre los consumidores más sensibles.

Temática:
SubministrosElectricidade