La directora general de Comercio y Consumo, Sol Vázquez, visitó hoy en A Coruña el Laboratorio de Consumo de Galicia, donde se están analizando diferentes muestras para comprobar que los artículos que están a la venta no presentan riesgos
Galicia es la Comunidad que más productos peligrosos detecta cada año gracias a la intensa labor de investigación que desarrolla
De las alertas notificadas en 2018, 21 se correspondieron con disfraces y 18 con juguetes, ya que se presta especial atención la aquellos productos destinados a los consumidores más vulnerables
Además de la labor de control del mercado, el Instituto Gallego del Consumo y de la Competencia (IGCC) trabaja en la defensa de los consumidores a través de la información y el asesoramiento y la resolución de conflictos
El año pasado Consumo tramitó 18.167 reclamaciones, un 3,8% más que en el 2017, y se emitieron 3.479 laudos arbitrales, un 27,9% más que el año anterior
Santiago de Compostela, 14 de Febrero de 2019.-

La directora general de Comercio y Consumo, Sol Vázquez Abeal, visitó hoy el Laboratorio de Consumo de Galicia, situado en A Coruña, donde está en marcha un año más la campaña específica de control destinada a garantizar la seguridad en las compras de productos como disfraces y complementos como barbas y pelucas, cuya venta se intensifica durante la temporada de carnaval.

Tal y como explicó la directora general, en las últimas semanas el Instituto Gallego del Consumo y de la Competencia (IGCC) intensificó las inspecciones en los establecimientos para comprobar que los artículos que están a la venta no presentan ningún riesgo y cumplen con la normativa, además de tomar muestras de productos para su análisis en el Laboratorio de Consumo de Galicia. La iniciativa presta especial atención a los artículos destinados a los niños, por ser el colectivo más vulnerable, y en estos momentos ya se está analizando una primera partida de veinte muestras.

Siempre que se detecta que alguno de estos productos presenta riesgos, tal y como explicó la directora del Laboratorio, Natalia Crespo, se procede a notificar a la Red de alerta de productos de consumo no alimenticios (SIRI), un sistema de información que funciona a nivel nacional y europeo y que permite la rápida adopción de medidas de reacción coordinadas para garantizar la seguridad de los consumidores, como la inmovilización del producto, la retirada del mercado o la modificación de aquellas características que lo convierten en inseguro.

Galicia es la Comunidad que más productos peligrosos detecta cada año gracias a la intensa labor de investigación que desarrolla. En el 2018, el IGCC fue la autoridad de Consumo que más productos peligrosos notificó a la Red de Alerta, con un total de 98, a los que hay que sumar dos alertas notificadas directamente por los productores.

Así, el IGCC logra encontrar 1 de cada 4 productos inseguros detectados en España por actuaciones de control de mercado. Para lograr estas cifras, se analizaron cerca de 10.000 parámetros en 520 muestras de producto. De las alertas notificadas el año pasado por Galicia, 21 se corresponden con disfraces y 18 con juguetes. Además, 8 fueron artículos de puericultura. Esto se debe la que se presta especial atención a los artículos destinados a los consumidores más vulnerables.

Recomendaciones

Desde el Instituto Gallego del Consumo y de la Competencia, que además de las actuaciones de la Inspección de Consumo y del Laboratorio también se ofrecen actividades en las que se dan a conocer los principales riesgos en los disfraces, complementos y artículos de carnaval, se recuerda que los disfraces para menores de 14 años tienen la consideración de juguetes a efectos de consumo, y recomiendan leer detenidamente las instrucciones de uso y advertencias de riesgo en el etiquetado. Entre otros aspectos, se debe comprobar que los artículos disponen del marcado CE y se tienen la recomendación de edad. Hace falta tener cuidado con las piezas pequeñas fáciles de tragar, y con el tamaño de los cordones, por el riesgo de asfixia, así como con los orificios de ventilación de las máscaras y con los materiales inflamables o cortantes. Además, con respecto al maquillaje, es preciso revisar los ingredientes y la fecha de caducidad.

Defensa de los derechos del consumidor

Tal y como explicó Sol Vázquez Abeal, el Laboratorio de Consumo de Galicia es una de las piezas fundamentales del trabajo en la defensa del consumidor del Instituto Gallego del Consumo y de la Competencia, que además de en el control del mercado, trabaja en la información y el asesoramiento, así como en la resolución de los conflictos.

El año pasado, Consumo tramitó 18.167 reclamaciones de los consumidores, un 3,8% más que en el 2017, y se emitieron 3.479 laudos arbitrales, un 27,9% más que el año anterior. Un 72% de estos laudos recogieron total o parcialmente las demandas de los consumidores. Además, en la Escuela Gallega de Consumo se realizaron más de 600 actividades, en las que participaron cerca de 20.000 personas. 

Temática:
ProductosJuguetes
ProductosTéxtil, calzado y complementos